La decisión de buscar un planeador financiero es muy similar a la de entrar en la onda fit. El principal objetivo de un planeador financiero es ayudarnos en nuestro proceso de remover esos kilitos de más que aparecen en forma de deudas, cuentas por pagar o desorden financiero en general.

La primera vez que alguien me dijo que estaba “repuestico” salí corriendo a inscribirme al primer gimnasio que encontré; sin embargo, fallé constantemente en mi intención de asistir con disciplina.

Cada mes “volvía al gimnasio” con la esperanza de ir todos los días hasta completar, por lo menos, un mes entero. Nunca pasó.

El planeador financiero es tu entrenador

Solo hasta que encontré un entrenador personal que se encargó de motivarme y disciplinarme para alcanzar mis objetivos, fue que comencé a adoptar nuevos hábitos saludables en mi vida.

Sin darme cuenta, al cabo de unos meses, no solo habían desaparecido esos kilos de más, sino que dormía mejor, comencé a preocuparme por la alimentación, a hacer otro tipo de actividades saludables como correr y montar en bici.

Un planeador financiero hace las veces de entrenador personal de nuestras finanzas. Su rol es identificar nuestros sueños y poner en orden todas las acciones financieras que nos permitirán alcanzarlos.

Bajar esos gorditos de más requiere orden, planeación y disciplina. Y es justo en estos aspectos en que la mayoría de personas fallamos.

No somos capaces de darle orden a nuestra vida por nuestros propios medios y necesitamos de la ayuda de un experto que nos acompañe en el proceso.

Dormir tranquilos al tiempo que planificamos el camino a nuestros sueños requiere de la asistencia de un experto en ahorro, inversión, endeudamiento, impuestos y pensiones como lo es un planeador financiero.

Primíparos del sistema financiero

El principal problema con las finanzas personales, como ya lo hemos dicho es que se trata de un tema que no nos preocupa sino cuando ya tenemos el agua en el cuello.

No nos enseñan a ser adultos” dijimos hace un par de artículos y convertirnos en adultos implica inevitablemente entrar y ser parte activa de un sistema financiero que nadie nos enseña a manejar.

Todas las personas que reciben un salario en una cuenta de ahorros, que tienen una tarjeta de crédito o una deuda con una entidad financiera, hacen parte del sistema.

El problema en países como el nuestro es que son las entidades (financieras) las encargadas de “enseñarnos” a actuar dentro de este sistema por medio de sus productos y servicios.

Dejar nuestra educación financiera en manos de las entidades, es algo así como tener sobrepeso, sufrir de diabetes y confiarle la dieta al pastelero de la cuadra.

Sin darnos cuenta, comienzan a salir esas molestas llanticas, nos excedemos con nuestras deudas, no planeamos nuestro retiro y por más que intentamos poner orden a esto, fallamos en el intento una y otra vez.

El planeador financiero a su medida

Lo más importante de un planeador financiero es que son expertos en dar orden a las finanzas personales de sus clientes pero sobre todo, tienen por regla de oro trabajar prioritariamente en las necesidades y metas que el mismo cliente fija.

El camino que cada uno debe tomar para alcanzar sus metas financieras es único, la rutina o la dieta que tu amiga hace para bajar sus conejitos no es la misma que tú necesitas para tonificar tus piernas.

Cada plan financiero es único, la edad, el nivel de ingresos, el perfil de riesgo, el estilo de vida, por ejemplo, son algunas variables que hacen de cada plan financiero una pieza única y a la medida.

Por eso se necesita de un experto en el tema que ponga en orden estas variables.

No te engordes

Lo que engorda no son los pasteles, ni el azúcar. Lo que engorda es la falta de claridad y acompañamiento que nos puede dar un experto

Ignoramos cómo llegar a nuestras metas de forma saludable. Comemos mal, comemos de más, nos engordamos, nos llenamos de deudas, gastamos más de lo que ganamos, perdemos la tranquilidad y nos alejamos de nuestros sueños.

No seas más ese gordito que suda en vano en la trotadora, busca un planeador financiero y evítate esos kilos de más.

 

Autores
César Vallejo es miembro del equipo de Navegante Finanzas Personales SAS. Tiene 28 años, amante de la escritura, la música, los viajes y es economista de la Universidad Icesi (Cali) y Especialista en Mercadeo Estratégico del CESA (Bogotá DC).

Carlos Coutin es Gerente General de Navegante; asesora a personas que como él, quieren tomar las mejores decisiones financieras sin estrés, con certeza y con inteligencia.

 

Si te gustó el contenido de este artículo nos encantaría que lo compartieras y te suscribieras al blog para que recibas directamente nuestros artículos y consejos periódicamente.